SI TIENE QUE HACER PLANES SOBRE SU SEGURIDAD

Si usted ha sido víctima de la violencia doméstica, usted es quien mejor entiende su situación. En el marco de su relación, ya habrá dado pasos necesarios para protegerse a usted mismo/a y a sus hijos. Si conversa sobre su plan de seguridad con un defensor/a (advocate) probablemente se le ocurrirán otras ideas en las que quizás no había pensado cuando vivía en situación de crisis. Aún en el caso de que haya apelado al sistema judicial, llamado a la policía u obtenido una orden de protección, es muy importante que tenga en cuenta la posibilidad de contar con un plan de seguridad. Se pueden hacer planes de seguridad para diferentes situaciones, como por ejemplo:

  • en respuesta a una situación de emergencia, como una agresión física;
  • para continuar viviendo con una pareja que ha sido o que continúa siendo abusiva;
  • y para protegerse sí mismo/a después de poner fin a una relación con una pareja abusiva.

Si decide separarse

Es importante entender que la separación física y el alejamiento pueden no son siempre la opción más segura para todos, y confiar en que usted sabe lo que más le conviene. Las y los abusadores suelen escalar sus tácticas con el propósito de amenazar o causar daños a sus parejas cuando éstas ponen fin a la relación. En esas ocasiones, los abusadores/as sienten que pierden el control que ejercían sobre sus parejas.

Teniendo eso en cuenta, aquí se enumeran varias precauciones que usted debería tomar cuando se preparen para alejarse o separarse, o después de hacerlo:

  • Revise y actualice con frecuencia su plan.
  • Abra una cuenta bancaria u obtenga una tarjeta de crédito a su nombre.
  • Obtenga una casilla de correo, o P.O. box, a su nombre.
  • Cambie las cerraduras. Considere la posibilidad de instalar puertas más sólidas, detectores de humo o de monóxido de carbono, un sistema de seguridad y luces exteriores con detectores de movimientos.
  • Estudie cómo puede utilizar la tecnología y las redes sociales de manera más segura.
  • Avíseles a sus amigos y vecinos que ya no convive con la persona que abusaba de usted. Esto no significa que deba hablarles de los abusos, simplemente déjele saber que esa persona ya no vive con usted.
  • Deles a las personas que cuidan a su hijo o hijos los nombres de las personas autorizadas a recoger a los niños, aparte de usted. Si ha obtenido una orden de protección para los niños, entregue copias de la misma a las maestras y babysitters.
  • Cuéntele a alguien en su trabajo lo que le sucedió. Pídale a esa persona que filtre sus llamadas. Si tiene una orden de protección que incluye su sitio de trabajo, piense en la posibilidad de darle una copia a su jefa o jefe, además de una foto del abusador/a. Elabore un plan de seguridad para su lugar de trabajo y practique cómo ponerlo en práctica. Ese plan debería incluir la manera en que usted va y vuelve del trabajo.
  • Haga copias de sus llaves y documentos importantes y guárdelos en un lugar seguro en caso de que decida separarse o alejarse. Uno de los lugares seguros que puede usar es un escondite en su hogar o en casa de una amiga/o, vecina/o o miembro de su familia que sea de su confianza.

Consulte nuestra Directorio de Programas contra la Violencia Doméstica del Estado de Nueva York y póngase en contacto con un programa local contra la violencia doméstica para obtener ayude de un defensor/a (advocate), de violencia doméstica.