Tipos de abuso

Los abusadores/as emplean una variedad de tácticas para obtener y mantener el poder y el control de sus relaciones. Es importante señalar que las y los abusadores deciden cometer esos actos y que sus acciones no son el resultado del comportamiento de sus parejas. Entre los tipos de abuso figuran, entre otros, los siguientes:

El abuso emocional, que puede incluir los insultos, los comentarios despectivos, la humillación y otras acciones orientadas a disminuir la autoestima de la víctima.

El abuso psicológico puede incluir el empleo de amenazas, de juegos mentales o manipulaciones psicológicas, las tácticas para convencer a las víctimas de que están locas y otros actos que atemorizan a las víctimas.

El abuso económico puede incluir el control del dinero, las cuentas bancarias y los bienes y propiedades pertenecientes a la familia; impedir que la víctima trabaje; interferir con el trabajo de la víctima hasta el punto en que él o ella pierde su empleo; hacer a la víctima absolutamente responsable de ganar dinero para mantener a la familia; y otras acciones destinadas a crear una situación de dependencia financiera en la relación.

El abuso sexual puede incluir el obligar a la víctima a participar en actos sexuales no consentidos, la privación de contacto sexual y otras acciones que atentan contra el derecho de la víctima a manifestar su sexualidad.

El aislamiento puede incluir el impedir el contacto de la víctima con sus familiares y amigos, obligar a la víctima a mudarse a un sitio donde no conoce a nadie, controlar sus interacciones con otras personas y otras acciones destinadas a distanciar a la víctima de su red de apoyo.

El acecho (o stalking, en inglés) puede incluir los contactos reiterados e innecesarios por medio de mensajes de texto, llamadas telefónicas, email o las redes sociales, la presencia en sitios que frecuenta la víctima, la vigilancia de las actividades de la víctima por medio de recursos tecnológicos y otras acciones destinadas a controlar los movimientos de la víctima o infundirle temor.

La violencia física puede incluir los puntapiés; los golpes; los puñetazos; el acogotamiento; los empujones; la privación de alimentos, medicamentos o equipos que posibilitan la movilidad o el uso de los sentidos de la víctima; impedir que la víctima reciba la atención médica que necesita; y otras acciones que inhiben el bienestar físico de la víctima.